Blog, En casa, Padres

El control de internet

El control de internet cuando vuestro hijo se conecta  es una tarea que los padres no debéis tomaros a la lijera.
Seguramente muchos padres habréis leído, oído de otros padres o concocidos, incluso haber vivido en primera persona, situacions en que el mal uso de internet y las redes sociales han llevado a situaciones de mucho riesgo y consecuencias nada agradables, sobretodo para los más pequeños y a la vez más vulnerables.

Internet y las redes sociales pueden ser una herramienta muy buena para educar y transmitir conocimientos, entablar relaciones…pero debe hacerse adequadamente. Los padres debéis tener en cuenta una series de pautas y consejos que puden ayudar a tener más supervisado el acceso a los contenidos de internet de vuestros hijos.

El control de internet

1. El ordenador, las tabletas, el móvil, bien a la vista cuando los usen
Es importante colocar el ordenador en un cuarto destino a la habitación donde duermen los más pequeños de la casa. En el caso de las tabletas y los móviles, los pueden usar cuando vosotros estéis con ellos. De esta forma podréis supervisar lo que visitan vuestros hijos.

2. Activar el control parental
Es importante que antes de que vuestros hijos usen los dispositivos informáticos, podáis averiguar e informaros de los controles parentales que se pueden activar y utilizar. Hoy en día hay varios programas en internet que facilitan el control de internet y la gestión de contenidos para los más pequeños de una forma muy eficiente y segura (www.qustodio.com/es/).

3. Pautar el tiempo de uso
Es importante que el uso de dispositivos electrónicos sea pautado y delimitado. Cada familia debe pautar según lo que crean conveniente. No hay una regla universal para acordar cuanto tiempo debéis dejar a vuestros hijos conectase a internet. Quizás deba diferenciarse el uso académico y el uso lúdico. El uso académico debe tener su importancia y espacio si los hijos deben realizar deberes que necesiten de búsqueda en internet. El uso recreativo debe quedar más acotado en el tiempo y limitarse a cuando hayan acabado todas sus tareas tanto escolares como domesticas.

 4. Conversar con los hijos
Nada de lo explicado sirve de mucho sino  habláis con vuestros hijos sobre como utilizar internet y las redes sociales, sus riesgos, pero también sus beneficios y virtudes. A la vez que estáis haciendo pedagogía del uso de internet, compartís espacio con vuestros hijos lo cual lleva a que conozcáis sus intereses, gustos y inquietudes. Así también podéis ayudarles, aconsejarlos sobre que pueden visitar, consultar…

Si vuestros hijos siente que mostráis interés y a la vez un respeto por sus inquietudes, ellos se sentirían más confiados y seguros de contaros lo que pase cuando haya algún problema. Siempre será mejor que podáis inculcar a vuestros hijos la capacidad de autonomía y criterio para diferenciar el buen uso del mal uso y tener que prohibir cuando hayan hecho algo que no sea adecuado.
En definitiva lo que se busca es poder ayudarles a ser conscientes y responsables de sus decisiones y a protegerse de lo que les pueda dañar.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *